El Cabezo Pardo es un yacimiento cuya investigación acaba de comenzar y del que sólo se cuenta con tres campañas de excavaciones. Éstas han permitido, no obstante, constatar dos fases de ocupación superpuestas separadas por un hiatus cronológico de aproximadamente un milenio y medio:
  1. el nivel 1 correspondiente a la ocupación prehistórica, que comprende básicamente el paquete estratigráfico perteneciente a la Edad del Bronce, y que parece extenderse de forma continua a lo largo de la superficie del yacimiento;
  1. el nivel 2 perteneciente a la ocupación de época emiral, datable entre los siglos VIII y IX d.C., que por ahora se restringe a una sola unidad habitacional –UH 1– de dimensiones todavía por concretar, e inhumaciones distribuidas de manera no uniforme en zonas aledañas a ésta.
El yacimiento de Cabezo Pardo se encuentra emplazado a 59 m s/n/m, sobre una elevación destacada del conjunto conocido como cabezo de los Ojales.
Como yacimiyacimiento22ento arqueológico se remonta a los primeros años del siglo XX, cuando al parecer el propio L. Siret, o más probablemente Pedro Flores o alguno de sus hijos, llevó a cabo excavaciones arqueológicas en el emplazamiento, fruto de las cuales son un conjunto de objetos cerámicos, líticos y malacológicos que actualmente forman parte de la Colección Siret que se custodia y conserva en el Museo Arqueológico Nacional de Madrid.
te puede interesar...