Situado en la calle más transitada del municipio, se encuentra un monumento realizado en mosaico, obra de Manuel Baeza, del mismo estilo que la fachada de la iglesia, que representa la figura del patrón San Isidro, recientemente restaurada para lucir todo su esplendor por el artista oriolano Pepe Botella.Junto al monolito y realizado en pendiente, se encuentra una obra realizada con cantos rodados que representa la agricultura, objetivo principal de la construcción de este pueblo, ya que la finalidad era la recuperación de los saladares e intento de reconversión de estas tierras yermas en productivas. En esta obra se encuentran representadas las parcelas bañadas con un manto de agua mediante un sistema de fuente centralizado.

te puede interesar...